Iglesia de Palabra, Ayuno, Vigilia y Oración

Testimonio hermana Francisca María de México quien volvió a ver a su hijo

Gloria a  Dios, Aleluya amén alabado seas siempre Señor, gracias, mil gracias por escuchar nuestras oraciones.

Hermanos,  gracias a todos ustedes, al pastor por orar por la señora Yanet y su hijo. Han ganado el juicio que tenía en su contra y ahora el muchacho está entre sus brazos. Nadie puede con el poder del Todopoderoso .

Aleluya, amén, lo declaró: Siempre está con quien lo sigue. Toda la honra y toda la gloria sea para el Dios viviente. Amén, amén, amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.